Ansiedad por quedarse embarazada: ¿Cómo gestionarlo?

No es ninguna novedad. En cualquier época, las mujeres han sufrido una presión social y familiar sobre su maternidad. Pero, además, en la actualidad, quedarse embarazada suele acarrear un agobio personal añadido. Las razones son múltiples, el estilo de vida acelerado, el retraso de la decisión a edades más maduras o la dificultad de compaginar todas las responsabilidades asumidas por la mujer. El resultado es que se genera un estado de ansiedad que juega en tu contra. Queremos ayudarte a gestionarlo para que tenga ese final feliz que te mereces.

 

La relación entre embarazo y ansiedad


Hay una situación que, probablemente, te va a resultar familiar. Cuando somos jóvenes y empezamos a tener las primeras relaciones sexuales, todas las medidas de precaución parecen pocas. La percepción es que quedarse embarazada es algo muy sencillo. Sin embargo, cuando tomas la decisión de intentar ser madre, es relativamente frecuente que te cueste más de lo que imaginabas.

 

¿Qué ha pasado entre ambas situaciones? ¿Dónde está el error de cálculo? Lo cierto es que los dos puntos de partida son igual de reales. Y es que, la edad es un factor muy influyente para la fertilidad. De ahí que sea imprescindible tomar todas las medidas para evitar un embarazo no deseado.

 

Y, en el otro extremo, la presión y las prisas por quedarse embarazada actúan en contra de tu deseo. No es una mera cuestión psicológica. Existen estudios que muestran una cierta relación entre un nivel alto de citocinas, hormonas que aumentan con el estrés, y una menor fertilidad. Aunque este tipo de investigaciones no son todavía concluyentes, de lo que no hay duda es de que la dificultad de quedarse embarazada genera ansiedad y se entra en una especie de círculo vicioso.

 

¿Cómo gestionar la ansiedad por quedarse embarazada?


Con estos antecedentes, es normal que sientas algo de vértigo e, incluso, temor a la hora de decidir sobre tu deseo de ser madre. Una presión personal que se ve acrecentada por factores como esa idea de que la maternidad es la realización plena de toda mujer, que si no eres madre te falta algo. Por supuesto, este elemento se ve intensificado cuando se incorpora el reloj biológico.

 

En cualquier caso, lo que es indiscutible es que afrontar el deseo de quedarse embarazada con ansiedad es negativo. En ninguna situación es fácil manejar la ansiedad, tampoco en este caso. Pero, es posible gestionarla y tenerla bajo control siguiendo estas recomendaciones:

 

1. Asumir y convivir con la ansiedad por quedarse embarazada


A veces es más efectivo aceptar una emoción, entender su origen y aprender a convivir con ella, que intentar negarla y luchar contra los sentimientos que te provoca. Este sería uno de esos casos. No es resignación, sino asumir ese estado de ánimo y no dejar que te supere.

 

2. Aprender a respirar y relajarte


Ciertas técnicas de relajación, especialmente las de respiración, pueden serte muy útiles para controlar esa ansiedad. En concreto, prueba a practicar la respiración diafragmática consciente o la respiración relajante, también conocida como técnica del 4-7-8. Son solo dos ejemplos, hay muchos otros métodos. Lo importante es que consigas el que te funcione para reducir los momentos de ansiedad.

 

3. Cuando más es menos


Tener datos e información sobre un asunto que te interesa es siempre un elemento positivo. ¿O no? Porque, en este caso, cuando una mujer busca quedarse embarazada, no parece la mejor idea dedicarse constantemente a leer sobre esta materia. Más aún, si entras en el ritmo frenético y excesivo de contrastar experiencias en las redes sociales. Sin duda, esta actividad va a conducirte a una mayor ansiedad.

 

4. No es el momento de ser una “superwoman”


Parafraseando la letra de la famosa canción de Golpes Bajos, son “malos tiempos para la vulnerabilidad”. Es decir, con tanta exposición social y una sobrevaloración del éxito, no parece que haya espacio para mostrar fragilidad, dudas o reconocer que tienes temores. Sin embargo, es muy liberador que encuentres un entorno con el que compartir y desahogar todas las sensaciones que estás atravesando en este proceso de quedarte embarazada. Incluso, puede ser un gran alivio expresar tus emociones más íntimas dejándolas por escrito, aunque solo las leas tú.

 

En Pensaments Psicólogos Mallorca te lanzamos un mensaje de tranquilidad. Sentir ansiedad por quedarse embarazada forma parte del proceso. Afróntalo desde la naturalidad, intentando que no te provoque presión añadida. En nuestra consulta de atención psicológica podemos ayudarte con propuestas sencillas de gestión de las emociones. Si necesitas que te escuchen, este es tu espacio.