638 54 00 60

¿Cómo saber identificar si lo que sufro es ansiedad o estrés?

Hay términos psicológicos que se han incorporado a la vida cotidiana y se usan con normalidad. Pero, esto no quiere decir que se haga con exactitud. Eso genera dudas a la hora de identificar el problema que te puede afectar. El caso más paradigmático sería el de la pregunta ¿tengo ansiedad o estrés? Te proporcionamos claves para que puedas distinguir ambas realidades.

 

Distinguir si tengo ansiedad o estrés

 

Estamos hablando de dos de los trastornos psicológicos más comunes entre la población mundial. Solo en nuestro país, las estadísticas señalan que la ansiedad afecta casi al 7% de los españoles. Las mujeres casi duplican la cifra (8,8%) frente a la incidencia en los hombres (4,5%). En el caso del estrés, los datos aún son más alarmantes, se calcula que 7 de cada 10 españoles han sufrido estrés en algún momento de su vida.

 

Pero, más allá de los fríos números, lo importante es darte algunas pistas para que puedas diferenciar lo que es ansiedad y lo que es estrés. Porque, lo cierto, es que ambas disfunciones emocionales comparten síntomas y causas, por lo que cuesta distinguirlos.

 

En los dos casos, se trata de reacciones fisiológicas adaptativas. Mientras que el estrés tiene la función de alertarnos ante un peligro, la ansiedad busca incrementar nuestro nivel de actividad para optimizar el rendimiento. Dos ejemplos clásicos, te servirán para identificar si tengo ansiedad o estrés:

 

  • Ante un examen, el cerebro valora que tiene que activarse al máximo para responder a la medida del reto.
  • Vas paseando por un entorno desconocido y escuchas un ruido, tu cerebro pone en marcha todo un conjunto de reacciones corporales para poder reaccionar en caso de peligro.

 

Cuándo el estrés o la ansiedad se convierten en un problema

 

Hasta aquí, hemos analizado la ansiedad y el estrés desde la perspectiva positiva, es decir, como mecanismos naturales que cumplen una función en el desarrollo de la persona. Pero, cuando te planteas si tengo ansiedad o estrés, lo que estás manifestando es que la situación te preocupa porque intuyes que has perdido el control.

 

Es en este punto, cuando se empieza a cronificar el problema, cuando es complicado distinguirlos, porque comparten muchos síntomas, entre los principales:

 

  • aceleración del ritmo cardíaco y de la respiración
  • irritabilidad y mal humor
  • sensación de agobio
  • mareos e, incluso, náuseas
  • aislamiento y soledad
  • estado de nerviosismo
  • tensión
  • intranquilidad e infelicidad
  • alteraciones del sueño y de la alimentación

 

5 diferencias entre estrés y ansiedad

 

Como los síntomas son muy similares, para entender si tengo ansiedad o estrés será necesario poner el foco en otros aspectos. Estas son las 5 claves que te pueden ayudar a identificar lo que te pasa:

 

  1. Duración: la principal diferencia entre ambos tiene que ver con la temporalidad, el estrés suele ser un problema momentáneo, mientras la ansiedad tiende a mantenerse más tiempo, persiste cuando el problema objetivo que la ocasionó ya ha desaparecido.
  2. Origen: en el estrés se identifica fácilmente la causa, generalmente de naturaleza externa. No ocurre así en la ansiedad, en la que los detonantes están más en el interior de la persona, incluso el estrés puede ser uno de ellos.
  3. Emociones: la preocupación que genera un estado de ansiedad suele ser innecesaria. Si dejas que vaya creciendo, sin tomar medidas, la ansiedad te sumerge en un estado constante de temor y de miedo. En el estrés, existe un peligro real, aunque no se haya materializado: te estresa no conseguir trabajo porque no podrás hacerte cargo de tus gastos. La ansiedad, en un supuesto similar, se plantearía como: creo que mi jefe va a despedirme porque tiene mal feeling conmigo y eso me llevará a la ruina económica.
  4. La relación temporal: el estrés es producto de un acontecimiento del presente y se prolonga la sensación hasta que encuentras una solución. La ansiedad se proyecta a futuro, te estás anticipando a algo que podría no ceder nunca.
  5. La gravedad: de manera general, podríamos asegurar que la ansiedad es una patología más severa, que puede desembocar en trastornos tan serios como las fobias o los ataques de pánico. El estrés tiene el problema de que puede originar problemas de salud (digestivos o cardiacos, por ejemplo) en caso de prolongarse en el tiempo.

 

En Pensaments no te vamos a recomendar que te autodiagnostiques en temas de salud mental, como no lo haríamos en el plano físico. Cuestionarte si tengo ansiedad o estrés es un primer paso para encontrar la solución a lo que te sucede. Nuestro equipo de psicólogos está preparado para orientarte y darte las pautas más adecuadas para tu caso. Lo mejor es que reacciones cuanto antes.